Es uno de los mayores temores de los aspirantes a conductor. Suspender el examen teórico puede truncar sus planes para hacerse con la ‘L’ y disfrutar al volante, sobre todo ahora que llega el verano. Por eso es tan importante prepararse bien esta prueba, dedicando tiempo a estudiar, y más si se quiere evitar dar un susto al bolsillo.

Y es que suspender supone tener que renovar la matrícula en la autoescuela, lo que representa un desembolso importante. Eso, unido al hecho de que presentarse a una nueva convocatoria implica pagar otra vez las tasas del examen, puede acabar por mermar los ahorros de los futuros conductores.

Estos trucos te ayudarán a aprobar el teórico a la primera: llegar al examen con tiempo; no hablar con nadie antes del examen; leer bien todas las preguntas y respuestas, y no precipitarse porque hay tiempo de sobra; cuidado con las preguntas que tienen como respuesta ‘todo’, ‘nada’, ‘nunca’ o ‘siempre’ porque, aunque hay excepciones, no suelen ser las correctas; y repasar las respuestas para comprobar que todo está correcto.

Test sacados de la DGT